Supermercado deberá pagarle $2 millones tras acusarlo falsamente de robar un desodorante

Supermercado deberá pagarle $2 millones tras acusarlo falsamente de robar un desodorante

abril 8, 2021 0 Por quetepasa

Lo taclearon al sonar una alarma, a pesar de que la cajera aseguró que el cliente había pagado el producto.

Alejandro, junto a su esposa y su hija, concurrió en febrero de 2017 al supermercado en la localidad cordobesa de Marcos Juárez a realizar las compras y lo acusaron de robar un desodorante de 20 pesos, por lo que ahora recibirá una indemnización de 2 millones.

Así lo dispuso la jueza en lo Civil y Comercial, Elisa Molina Torres, a cargo del juzgado de Bell Ville, quien condenó a la empresa por «daños morales y psicológicos».

La acusación contra Alejandro se produjo cuando se retiraba del local y sonaron las alarmas que suelen advertir que alguien se retira con un producto sin pagar. Entonces, según su abogado, los guardias de seguridad lo «taclearon».

«Empezaron a sacarle todos los productos, se llamó al cliente y se lo llevó a un lugar reservado, donde pasaron todos los productos, porque era posible que el lector no haya ‘quemado’ alguno de los códigos de los productos», explicó el letrado a medios locales.

En esa requisa detectaron un desodorante de $20,40 que no figuraba como abonado. «Le dicen que no se lo puede llevar, que lo tiene que pagar, ante la mirada de casi todo Marcos Juárez», señaló el abogado.

Aunque la cajera aseguró en ese momento que el cliente había pagado dicho producto, uno de los empleados de seguridad «a los gritos, le decía que podía dejarlo o debía pagarlo de nuevo».

«Mi cliente lo volvió a pagar y se fue a la casa con vergüenza por tamaña acusación de robo. Más tarde, con más tranquilidad, se dio cuenta que el producto aparecía en el ticket, y por ende, lo había abonado, pero no le habían quemado el código de barras», detalló el letrado.

En su reacción inicial, al enterarse de la denuncia, la compañía le ofreció al cliente humillado un resarcimiento de 50 mil pesos, que Alejandro rechazó además con la intención de que el proceso derive en una mejor capacitación de los empleados de seguridad.

Más tarde, se enteraron que que despidieron a dos de los tres empleados implicados. «Mi cliente se sintió mal cuando se enteró, porque no era lo que buscaba, sólo quería que no volviera a ocurrir», afirmó su abogado.