Orgía frente a una clínica con pacientes de coronavirus en Bélgica acabó mal

Orgía frente a una clínica con pacientes de coronavirus en Bélgica acabó mal

diciembre 15, 2020 0 Por quetepasa

Con motivo del cumpleaños de una mujer, más de 50 personas se juntaron a tener relaciones sexuales a cambio de pagar una entrada de 250 euros para «poder disfrutar de alcohol ilimitado y otros placeres».

La Policía belga interrumpió la noche del pasado sábado una orgía que se celebraba frente a una clínica de enfermos con covid-19 en la localidad belga de Saint-Mard, a pesar de las restricciones por la pandemia de coronavirus.

Durante la noche de aquel día, los agentes recibieron varias llamadas informando de actividades sospechosas en una casa en Saint-Mard. Al llegar al lugar, la Policía encontró a más de 50 personas, varias de las cuales estaban desnudas. Además, fueron hallados estupefacientes y cápsulas de gas de la risa.

El motivo de la fiesta era el cumpleaños 28 de una mujer y, según el periódico La Meuse, para participar en la orgía era necesario pagar 250 euros para «poder disfrutar de alcohol ilimitado y otros placeres». 

Durante la intervención policial se redactaron 52 informes de COVID-19, un informe de posesión de estupefacientes y otra sanción administrativa por el gas de la risa que estaban usando los juerguistas.

“Los hechos son muy graves, totalmente irresponsables. Y entonces no estamos hablando de jóvenes haciendo alguna estupidez, no, ¡aquí están los adultos que vienen a celebrar con nosotros! Jovencita de 28 años estaba celebrando su cumpleaños e invitó a parejas a este hospedaje que no conozco, justo al lado del hospital ¡Son irresponsables!, también en Francia la situación por el COVID es dramática. ¡solo uno de ellos tiene la enfermedad y se la transmite a todos!”, dijo indignado el alcalde de Virton François Culot al medio Tv Lux.

Los participantes, la mayoría de ellos de origen francés, fueron multados con 250 euros por violar las restricciones impuestas para contener la propagación del coronavirus.

Cabe destacar, que no es la primera fiesta sexual que la Policía belga ha intervenido últimamente ya que a finales de noviembre, József Szájer, eurodiputado y aliado cercano del primer ministro ultraconservador de Hungría, Viktor Orbán, renunció después de que lo atraparan huyendo por una tubería de agua tras una redada en una orgía gay en el centro de Bruselas, en la cual también participaron varios diplomáticos. 

Además, a principios de diciembre, la Policía puso fin a otra orgía ilegal en la localidad de Paal, en el este del país, en la que participaron diez personas, sostuvo el periódico La Dernière Heure.