Denunciaron a Viviana Canosa por promover el dióxido de cloro en televisión

Denunciaron a Viviana Canosa por promover el dióxido de cloro en televisión

agosto 18, 2020 0 Por quetepasa1

Su conducta fue señalada ante la Justicia porteña por el diputado de Neuquén Mariano Mansilla, luego de que un niño de 5 años de esa provincia muera presuntamente por una intoxicación con esa sustancia

Viviana Canosa fue denunciada ante la Justicia porteña por promover en televisión el consumo de dióxido de cloro, una sustancia que no está hecha para ingesta humana y que se investiga si provocó la muerte de un niño de 5 años en Neuquén a quien sus padres le dieron de tomar este químico que la conductora promocionó en su programa.

La denuncia contra Canosa fue radicada ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires por el diputado provincial de Neuquén Mariano Mansilla, del Frente de Todos, quien la acusa de cometer el delito previsto en el artículo 208 del Código Penal, que sanciona a quien promociona medicamentos falsos.

Este artículo, que se encuentra en el capítulo de delitos contra la salud pública, prevé una pena de 15 días a un año de prisión para quienes «sin título ni autorización para el ejercicio de un arte de curar o excediendo los límites de su autorización, anunciare, prescribiere, administrare o aplicare habitualmente medicamentos, aguas, electricidad, hipnotismo o cualquier medio destinado al tratamiento de las enfermedades de las personas, aun a título gratuito».

«No la acusamos de homicidio a Canosa porque seguramente no quería la muerte de nadie, sino por haber anunciado, con total irresponsabilidad, que tenía una sustancia que curaría el Covid-19″, aseveró el legislador neuquino esta mañana en declaraciones formuladas a Radio 10.

Canosa recibió duros cuestionamientos por beber en vivo de una botella que presuntamente contenía dióxido de cloro, una sustancia utilizada como blanqueador y desinfectante de superficies industriales, promovida por personajes como Donald Trump y Jair Bolsonaro como el supuesto remedio contra el Covid-19, aún a pesar de que ningún estudio provó que tenga eficacia para tal objetivo, e incluso es un químico que no está hecho para ser consumido por humanos, ya que puede tener graves efectos.

«Por favor, dejen de prohibir tanto porque ya no alcanzo a desobedecer todo», dijo la periodista antes de beber el químico, sobre el cual afirmó: «Oxigena la sangre, y viene divino. Yo no recomiendo, yo les muestro lo que hago«. Luego, miró a cámara, guiñó el ojo y levantó su pulgar, dando por concluida una nueva emisión de su ciclo periodístico el 5 de agosto.

Entre las peligrosas consecuencias de su consumo, el Ministerio de Salud nacional advirtió que «puede causar irritación del esófago, del estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, intoxicaciones severas, y entre otras complicaciones puede incluir graves trastornos hematológicos (de la sangre), cardiovasculares y renales», e incluso la muerte.

Luego de que Canosa se muestre bebiendo la sustancia, se reportó la muerte de un hombre de la ciudad de San Pedro en Jujuy por un paro cardíaco tras haber ingerido medio litro de dióxido de cloro, y días después un nene de cinco años falleció en Plottier, Neuquén. Si bien aún se investiga la causa de muerte, sus padres contaron que le dieron dióxido de cloro al notar que tenía síntomas coincidentes con Covid-19.

«El nene no murió por coronavirus sino por la desesperación de los padres que creyeron que tenía Covid y le fueron suministrando distintas dosis a lo largo del día, hasta creyeron que iba mejorando y le dieron hasta 75 miligramos, lo cual es una locura absoluta«, indicó el diputado Mansilla.

Según el legislador provincial, existe un vínculo entre el hecho de que Canosa bebiera dióxido de cloro en su programa y asegurara que sirve para curar el coronavirus, con la muerte del niño.

Mansilla señaló que «en su programa de TV, que transmite en horario central, consumió una sustancia identificada como dióxido de cloro y se mostró en franca oposición a las recomendaciones de las autoridades sanitarias».

Fuente baenegocios.