Dos conductores borrachos detenidos

Dos conductores borrachos detenidos

noviembre 24, 2020 0 Por quetepasa1
Dos conductores fueron detenido por circular borrachos, sin licencia de conducir habilitante, ni seguro en la ciudad de Ushuaia. 

El primero de los hechos se registro en momentos en que personal policial de la Comisaría Cuarta realizaba tareas de control preventivo en la Ruta Nacional Nº 3, frente al viejo autódromo municipal, constató que el conductor de un rodado que circulaba por el lugar, se encontraba bajo los efectos del alcohol. 
Allí el conductor identificado como Sebastián Soto Andrade, de 35 años de edad, evidenciaba encontrarse alcoholizado por lo cual fue convocado personal de la Dirección Municipal de Tránsito, cuyos inspectores sometieron al mismo a la prueba del alcoholímetro, arrojando como resultado 1,13 G/L. 
Al solicitarle la documentación de rigor correspondiente el conductor no pudo exhibir ni el carnet habilitante como así tampoco la constancia de cobertura de seguro vehicular, por lo que fue trasladado al Hospital Regional Ushuaia para la revisión correspondiente y su posterior alojamiento en un calabozo, en tanto su rodado fue incautado y conducido al playón de secuestros municipal. 
Segundo detenido: Personal de la Comisaría Primera que efectuaba un patrullaje preventivo con el móvil de la dependencia por avenida Magallanes, observó a un rodado que circulaba de manera zigzagueante, en obvio riesgo para quien estaba al volante de terminar lesionándose o lesionando a terceros. 
Finalmente frente a la numeración 605 de la arteria mencionada se logró interceptar al vehículo Fiat Siena, de color blanco, conducido por un hombre de 45 años que se identificó como Delfor Javier Rocha
Debido a que su aliento y comportamiento denotaban que se encontraba bajo los efectos del alcohol, el personal municipal de la Dirección de Tránsito le realizó una prueba con el alcohotest, arrojando como resultado 2,51 g/l. 
En función del hallazgo, Rocha fue detenido en carácter contravencional, trasladado a la guardia del HRU para su revisión médica y luego alojado en un calabozo. 
Los inspectores municipales por su parte le labraron el acta de infracción correspondiente y procedieron a incautar el vehículo y a disponer su traslado al playón de secuestros.