MALESTAR EN EL SECTOR HOTELERO POR EL ALOJAMIENTO DE LOS REPATRIADOS

MALESTAR EN EL SECTOR HOTELERO POR EL ALOJAMIENTO DE LOS REPATRIADOS

agosto 3, 2020 0 Por quetepasa

Consideran que son poco equitativas y discrecionales las medidas tomadas por el gobierno provincial

A raíz de lo establecido por el Decreto N° 1023, el Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego envió a las personas que regresarán a la ciudad de Ushuaia en calidad de repatriados, un mail con indicaciones para el cumplimiento de los requisitos que deben cumplir y adjuntó un listado que incluye a cinco hoteles con sus correspondientes tarifas. Esto dejó de lado al resto de los establecimientos hoteleros la ciudad.

Héctor Lolo Varela, quien invirtió en la readecuación de su apart hotel, recibió desde el último viernes la cancelación de todas las reservas con que contaba, tanto para los próximos días y que correspondían al primer vuelo, como para el siguiente aéreo que llegará con más personas que retornan y que deberán cumplir estricta cuarentena por el término de 14 días.

En diálogo con radio Provincia, Varela indicó que, “el gobierno decidió direccionar a cinco hoteles, cuando nosotros ya hemos cumplido con las normas que nos han impuesto, que no cuestiono y estoy convencido que deben ser así, y adaptamos instalaciones, hice la cartelería, con una inversión importante, habilitado para recibir turismo”. El establecimiento de Lolo Varela ya había recibido en mayo al primer contingente que volvió del exterior, “en ningún caso tuvimos cuestionamiento u observación”.

Explicó en diálogo con la prensa local que “en este escenario, donde tratas de sobrevivir como podes, la persona que cumple la cuarentena lo hace en un departamento, los familiares le pueden acercar la comida y pueden estar mejor que en otros lugares. Nos hemos tomado el trabajo de hacer los deberes más allá de lo que nos pide la autoridad, hemos hecho un cambio de modalidad sólo a apart hotel porque entendemos que la modalidad de hostel va camino a extinguirse, al menos mientras subsistan estas condiciones, y nos hemos adaptado a eso”.

“En un mail mandan cinco hoteles que son los que condiciona la autoridad y comenzaron a llegar las cancelaciones, entre este vuelo y el próximo. Teníamos 4 estadías para el primer período y otro tanto para la segunda tanda de repatriados y todas se cayeron”, relató. “Siento que hemos hecho más allá de lo que nos han exigido, hemos estado a la altura, y siento que me acerque al bote salvavidas, alcancé a agarrarme del borde y alguien desde el bote, me pateó la mano. Porque se nos cayeron todas las reservas”.

El vecino sostuvo que “puedo entender como una cuestión operativa, no es lo mismo hacer el seguimiento en distintos establecimientos que concentrarlos en uno solo. Pero entonces el Estado deberá arbitrar los medios para cubrir todas las posibilidades y darnos igualdad de oportunidad a todos los establecimientos”.

Varela afirmó que “entendemos la situación y si bien no regalamos nuestro trabajo, lo hacemos a un precio razonable, dentro de un contexto, dentro de la realidad que nos toca a todos. Y al ver las tarifas que el mismo Estado publica me parece ilógico. Que no nos dé la misma oportunidad y que promocione tarifas casi inalcanzables”.

Las tarifas que figuran en la información que adjunta Gobierno provincial van desde la habitación simple a $ 3500 por noche hasta la doble de 4000 a 6000 pesos por día. Es un monto que ascendería a 72 mil pesos por un alojamiento para cumplir la cuarentena.

Varela cuestionó también que si un hotel es lo más indicado para una cuarentena, “imagínese un huésped comiendo sobre la cama, tomando mate sobre una cama, si es que se puede calentar una taza de café”. Avanzó, de todos modos, en esa posibilidad en la que ir a un hotel responda a la elección de cada persona, pero pidió que “si el Estado decide discriminarnos, retirando distintas cualidades de alojamiento, primero interiorícense”.

“Lo que más me duele es que hay falta de cariño, creo que deben prestar un poco más de atención a cada uno de nosotros y tratarnos a todos por igual”, analizó, y contó que el día domingo, desde el INFUETUR, les indicaron que tratarán de revertir la medida. “Ya que pretende que se cumplan las medidas, que me parecen apropiadas, por lo menos debería arbitrar los medios y recursos para que haya una gama de calidades y de costos accesibles a la comunidad”, sostuvo Varela.

“Hemos charlado con otros propietarios de alojamientos y todos tenemos la misma inquietud por la falta de posibilidades. Me parece que todo se funda en falta de coordinación, porque se van tomando decisiones y hay que ir ajustándolas sobre la marcha. Pero sabían que estaban por recibir un vuelo, tuvieron tiempo más que suficiente para resolver esto. Se va aprendiendo sobre la marcha y aunque no es excusa porque la crisis fue progresiva”, dijo.
“Estamos tratando de sobrevivir dignamente. Vivo en esta ciudad, toda una vida, me gusta Ushuaia, amo Ushuaia y estoy tratando de dar una solución. Si todos estuviéramos en el mismo barco, quizás las cosas serían más llevaderas”, concluyó.

 fuente: Objetivo Sur