Melella reculó con la ley de superpoderes y pidió perdón

Melella reculó con la ley de superpoderes y pidió perdón

diciembre 20, 2019 0 Por quetepasa1

EL MANDATARIO LE ECHO LA CULPA A SU EQUIPO TECNICO AUNQUE LO JUSTIFICO: “LO QUE PASA ES QUE VIERON EL ENDEUDAMIENTO QUE TIENE LA PROVINCIA Y GENERARON UN PROYECTO SIN TENER EN CUENTA EL ESPIRITU DE ESTA GESTION”.

Después de anunciar que daría marcha atrás con el proyecto de ley de emergencia que quería que le aprobara la Legislatura y que  levantó una ola de repudio en distintos sectores, el titular del Ejecutivo fueguino confió en que volverá a recuperar la confianza depositada en su gobierno.

Al mejor estilo Mauricio Macri, quien en varias ocasiones dispuso y anunció medidas de las que después se retractó, el gobernador Gustavo Melella, decidió darle un golpe de timón a la decisión de aplicar un resistido paquete de medidas al pueblo fueguino.  Ante el grito en el cielo de los tres intendentes y de los jubilados estatales provinciales, anunció que lo dejaría en stand by.

En contraste con lo que había dicho apenas 24 horas antes en el acto de asunción realizado en el microestadio José “Cochocho” Vargas, ocasión en la que pronunció un discurso conciliador, amistoso con los tres jefes comunales peronistas y tranquilizador hacia los activos y pasivos del sector público, asegurándoles la apertura de paritarias libres y que no disminuiría con ningún tipo de descuento los haberes jubilatorios, al día siguiente impulsó un proyecto legislativo para hacer todo lo contrario.

En el proyecto de ley de emergencia pública provincial, Nro 22/19, el gobernador Melella disponía – aspirando al acompañamiento de la Legislatura –  cercenarle a los municipios la posibilidad de cobrar lo que le debe el Gobierno provincial en pesos y los obligaba a aceptar bonos o letras de tesorería a plazos de 12 a 36 meses, vulnerando su autonomía. Otro de los puntos polémicos que consta en el proyecto, cuyo tratamiento fue pateado como una pelota hacia delante y no dado de baja, es el otorgamiento de facultades para hacer compras o contratar servicios de manera directa ( – o direccionada – ) o por licitación privada, despertando inevitables suspicacias.

Los jubilados “saltaron de la silla”, como el mismo Melella dijo que ocurriría al exponer su programa de gobierno al día siguiente de asumir, cuando en el proyecto dispuso que se les vuelva a pagar en forma desdoblada como en pretéritas épocas y que a los de mayores ingresos se les haga un descuento para conformar un nuevo fondo solidario, a distribuirse en los de menores ingresos.

El instrumento legal que Melella esperaba que los legisladores le aprobaran también incluía otros puntos ríspidos en el resto del articulado, algunos de los cuales parecían ser producto del “copy paste” por la inclusión de términos más propios del borrador de una ley nacional antes que provincial.

EL MEA CULPA

(Textuales del gobernador ante los medios de prensa)

  • “Yo me hago cargo de lo mal que se ha hecho porque soy el gobernador”
  • “La confianza se recupera y en el accionar de todos los días vamos a demostrar cuáles son los principios del Gobierno. Nos hemos equivocado, pedimos disculpas y llamamos al diálogo. Luego charlaremos hacia adentro sobre estos temas. Le he pedido al presidente de la caja que convoque a los directores, hablamos con los legisladores, anoche hablé con Walter Vuoto y quedamos en consensuar; y me comunicaré con Martín Pérez también. Las deudas las vamos a cumplir y se va a eliminar cualquier cosa del proyecto original que no respete las autonomías municipales”.
  • “Algunos dicen que es un gesto de debilidad, pero si metimos la pata, la metimos. Hubo errores, charlaremos hacia adentro y por eso volvemos atrás. No vamos a ir a en contra de los jubilados ni de los trabajadores que menos ganan”.
  • “Cuando nos equivocamos, tenemos que hacernos cargo. Tuvimos muy pocos días para acceder a la información. La gente nuestra vio el endeudamiento y lo complicada que está la provincia, y armó este proyecto pero fueron más allá de nuestra mirada y por eso decidimos suspenderlo. Nos hacemos cargo de lo que estuvo mal y llamamos al consenso, porque necesitamos herramientas para movernos con mayor libertad, ante una situación muy complicada”.
  • “Quería que los legisladores nos habiliten a renegociar deuda, porque las deudas hay que pagarlas. Tenemos que sentarnos con los municipios y con los dueños del ex Casino Club, porque no podemos quedar atados de manos. Para el 2020 ya tenemos detectadas deudas por 7000 millones de pesos, sin hablar del déficit del sistema previsional y de la obra social”.
  • “A los jubilados no se les va a pagar en cuotas”.
    Diario Prensa
    Noticias de:  Ushuaia – Tolhuin – Río grande
    y toda Tierra del Fuego.