Mirgor no da marcha atrás con los despidos y habrá una nueva audiencia con la UOM

Mirgor no da marcha atrás con los despidos y habrá una nueva audiencia con la UOM

noviembre 5, 2019 0 Por quetepasa1

En el marco de la conciliación obligatoria en el conflicto entre la empresa Mirgor y sus trabajadores, las partes trabajan sobre un borrador que incluye la reincorporación de los trabajadores despedidos el 24 de octubre, condiciones laborales, mejora salarial, un bono de fin de año de $ 7000, entre otros aspectos.

El 23 de octubre, los empleados habían iniciado medidas de fuerza por un reclamo salarial, lo que fue considerado por la empresa como “ilegales e irrazonables medidas de fuerza (paro total de actividades en el interior del establecimiento)”.

Mirgor consideró que la medida “nos pone en una situación de irremediable quebranto comercial y económico en actitud abiertamente contraria a los ingentes esfuerzos de la Compañía por mantenerse viva en el mercado”.

Al día siguiente a la protesta, la empresa notificó de manera general al Cuerpo de Delegados de la UOM y a la Comisión Directiva seccional Río Grande, la decisión de “despido con causa (art. 242 de la LCT) de todo el personal abarcado en el CCT 260/75 de turno mañana, sin perjuicio de aquello que corresponda en adelante en relación a la gravísima situación”.

“La posición de la empresa ya está planteada, pero de todas maneras confiamos en la capacidad nuestra lucha para tratar de revertir cualquier decisión adversa. Eses es el desafío que nos queda por delante y ya está convocada una próxima audiencia para el 11 de noviembre, donde vamos a concurrir”, dijo Oscar Martínez, secretario General de la UOM Río Grande, por Radio Nacional Ushuaia.

“Hemos estado reunidos en asamblea con los trabajadores y tenemos un compromiso muy firme. En las distintas instancias de aquí hasta la conciliación, que es el día 15, cabe la posibilidad de que el propio ministerio la extienda por 5 días más, vamos a seguir con la misma posición”, agregó Martínez.

Y advirtió que “hay una fuerte presión de parte de algunos sectores de empresarios de marcar las condiciones al nuevo gobierno, con posibles acuerdos para modificar normas para darles más beneficios a la patronal”.