COVID 19: En Río Grande son más de 200 los aislados y 84 los sospechosos

COVID 19: En Río Grande son más de 200 los aislados y 84 los sospechosos

julio 22, 2020 1 Por quetepasa

Con 9 casos nuevos y 45 personas en total cursando la enfermedad, desde el Gobierno se anunció que el cierre de la ciudad del norte de la isla podría extenderse más allá del plazo de una semana previsto inicialmente.

La ministra Adriana Chaperón anunció que debido “al incumplimiento del aislamiento que los pasajeros de los vuelos debían observar dentro de sus domicilios en relación a los demás convivientes”, a partir del próximo miércoles, los recién llegados junto a todo su grupo familiar residente en la provincia deberán hacer cuarentena estricta o tendrán que hospedarse en un hotel por 14 días, asumiendo los costos.

El Gobierno provincial anunció que impondrá cuarentena obligatoria a todo el grupo familiar de los pasajeros que arriben en los próximos vuelos procedentes de Buenos Aires y Córdoba. Hasta este momento los recién llegados eran conducidos desde el aeropuerto hasta el domicilio, en donde debían comprometerse a permanecer aislados del resto de su grupo familiar, en una habitación separada y con la observación de todos los recaudos profilácticos del caso.
Según la ministra de Gobierno Adriana Chaperón “dado que esto no se cumplió, ahora tendrá que aislarse toda la familia o el grupo conviviente”.
La funcionaria expresó además que “entre las medidas de prevención que se debieron tomar desde el inicio para todos los que arribaban a la provincia, estaba contemplado el doble aislamiento, es decir que el viajero cumpla los 14 días en su domicilio, aislado del grupo familiar y con elementos de protección. Siempre apelabamos a la responsabilidad individual, porque se trataba de personas adultas que se suponen son responsables. Precisamente si todos cumpliéramos con nuestra responsabilidad sería todo mucho más fácil, porque no tendríamos las fuerzas de seguridad yendo a los domicilios, ni tendríamos que hacer denuncias como hemos hecho a personas irresponsables que han salido de su domicilio cuando no debían hacerlo. Por los incumplimientos lo que se va a tener que hacer cuando llegue alguien es un aislamiento familiar total. O podrán recurrir a la alternativa de que la persona que vuelve a Tierra del Fuego afronte el costo de un hotel por 14 días”.

Los incumplimientos detectados además se tradujeron en otras exigencias: “Los próximos pasos van a ser más estrictos. Ahora ya estamos pidiendo que aquellos que no tengan domicilio en Tierra del Fuego vengan con el test hecho, además de que se queden todos en cuarentena cuando llegue alguien a la isla. Hay personas muy responsables que han dicho que no pueden cumplir el aislamiento en su casa y el Estado toma intervención para resolver la situación. Lo concreto es que los casos son muchos, los meses van pasando, y la situación se va agravando”.

“Tenemos que hacer un mea culpa porque nos hemos relajado después de 45 días sin casos en la provincia y esto no nos hace bien. Tenemos que mantener el distanciamiento, que es fundamental”, pidió Adriana Chaperón a la población.

Sobre la rigurosidad en la aplicación de medidas de prevención ante las personas que arriban a la provincia, Chaperón consignó que “aunque hasta ahora pedíamos que la familia que recibía a un pasajero hiciera su vida normal, solo teniendolo aislado dentro de la casa, ahora el COE evaluó la conveniencia de ir a una medida más restrictiva para que ninguna de las personas salga de su casa. Es cierto que esto tiene consecuencias para la familia y tiene consecuencias económicas, porque no todo el mundo trabaja en relación de dependencia y es un problema no salir a trabajar, pero la necesidad primordial es frenar el contagio”.

Será obligatorio que los pasajeros que arriben a Ushuaia observen una cuarentena de 14 días no sólo ellos, como hasta ahora, sino todo el grupo familiar que los reciba y, de no poder cumplirse, el recién llegado deberá aislarse en un hospedaje y afrontar el costo de las dos semanas de alojamiento.

Consultada acerca de quiénes arribarán en los próximos vuelos pautados para los días sábado 25 de julio, 3, 5, 10, 17, 24 y 31 de agosto, la funcionaria respondió que “son personas con domicilio declarado en Tierra del Fuego. Las excepciones están circunscriptas a los médicos itinerantes que están cubriendo terapias intensiva infantiles y vienen cada 15 días. Estos médicos han venido a hacer cirugías que no se hacen normalmente en la provincia ya que es mayor el riesgo que corre el paciente si se lo deriva a Buenos Aires. La otra excepción son los estudiantes fueguinos que deben previamente realizar un trámite en la Casa de Tierra del Fuego para poder viajar. Hay mucha gente que no puede pagar el alojamiento y el estudio de sus hijos en el norte y necesita traerlos de vuelta. Muchos han dado de baja sus alquileres, y son chicos que no tienen domicilio en la provincia porque tuvieron que cambiarlo para tener cobertura de sus obras sociales. A ellos les pedimos la mayor cantidad de datos posibles, como la partida de nacimiento, constancia del domicilio de sus padres, documentación que acredite que son fueguinos y que tienen una residencia temporal fuera de Tierra del Fuego porque están estudiando. Muchos de estos chicos están volviendo”.

El caso Río Grande

Ante el rebrote que la ciudad de Río Grande está experimentando en los últimos días, la Dra. Adriana Chaperón refirió que “el principal problema que tuvimos fue la dispersión de casos, con el surgimiento de distintos focos en donde había algún positivo. Esto está implicando un trabajo muy laborioso de Epidemiología, que debe tomar contacto con cada una de las personas con las que los positivos se relacionaron, no sólo los convivientes sino con todos los que compartieron un espacio”.
Por último la funcionaria explicó que “la decisión de cerrar el acceso a Río Grande se tomó para permitir al sistema sanitario tomar contacto con todos los que estuvieron cerca de un positivo y bloquear la circulación del virus. Si no hacemos esto, el virus continúa circulando. Si el número de positivos aumenta podría extenderse la fecha de cierre, en principio establecida por una semana. Esto va a depender de que el área de Epidemiología haya terminado de aislar a todas las personas. Hay más de 200 personas aisladas y, una vez que se vayan haciendo los hisopados y se vaya viendo la cantidad de positivos, se tomará la decisión”.

Diario Prensa