A 25 años del motín de Sierra Chica habló uno de los doce apóstoles: “Las cárceles son para lavar dinero”

A 25 años del motín de Sierra Chica habló uno de los doce apóstoles: “Las cárceles son para lavar dinero”

enero 18, 2021 0 Por quetepasa1

Ariel “Gitano” Acuña recordó su paso por la cárcel y el desenlace de uno de los levantamientos de presos más sangrientos de la historia.

A 25 años del motín de Sierra Chica habló uno de los doce apóstoles: “Las cárceles son para lavar dinero”

25 años del motín de Sierra Chica, Ariel “Gitano” Acuña rompió el silencio y recordó uno de los episodios más sangrientos de la historia carcelaria argentina.

Durante 8 días, desde el 30 de marzo al 7 de abril de 1996, 12 presos amotinados se dirigieron hacia la entrada principal y cuando la guardia armada comenzó a disparar usaron como escudo a los guardiacárceles que habían apresado.

Al frustrarse su intento de fuga, el grupo se replegó al interior del penal, tomó rehenes y luego de atacar a una banda rival, descuartizaron a varios de sus integrantes y los incineraron en el horno de la panadería.

“Las cárceles son para lavar dinero. Si no tenés el apoyo de tu familia es muy difícil salir”, contó el “Gitano” Acuña, quien participó del sangriento episodio.

En declaraciones televisivas, el exconvicto remarcó que en la prisión uno tiene que ser “león y no oveja” y aseguró que “es la ley del más muerte”.

“Yo fui a los 15 años a un penal y al segundo día ya estaba peleando. Cuando entré a la cárcel no sabía nada y a las horas vino uno y me dijo ‘mañana enfierrate que vas a pelear’ y tuve que pelear”, recordó Acuña. El saldo de esa pelea fue el contrincante muerto. “Yo no sabía ni usar una pala y bueno, lo maté de un facazo”, dijo.

Al ser consultado sobre la postura de los gurdiacárceles durante las riñas de internos, Acuña aseguró que “lo toman como una gracia” porque “están acostumbrados” y detalló: “Cuando se comete el delito entran, te llevan al buzón y te abren una causa interna”.

En ese sentido, remarcó que “en la cárcel nadie se recupera” y detalló que los prisiones que no quieren pelear piden el traslado a un pabellón de refugiados o a uno donde “de hermanitos”. Respecto al segundo, explicó que se trata de un “pabellón donde se predica el evangelio” y tiene cierta disciplina. “Ahí van la mayoría de los violadores”, agregó.

Fuente Mitre.