El dramático relato de la madre del niño derivado pero sin turno para la cirugía

El dramático relato de la madre del niño derivado pero sin turno para la cirugía

enero 23, 2021 0 Por quetepasa1

La operación fue reprogramada para el 25 de febrero, aunque tenía fecha desde marzo del año pasado. Valeria La Spada, mamá del pequeño manifestó su impotencia por haber viajado en vano

La historia de Calógero Aaron González conmueve por la enfermedad que padece y por la situación que ha tenido que pasar ante una derivación a Buenos Aires: le negaron la operación y fue postergada para el 25 de febrero. Esperan una solución desde marzo del año pasado.

El pequeño de 9 años vive en Tolhuin y padece una enfermedad que le genera mucho malestar. En los últimos tiempos, incluso ha llegado a vomitar materia fecal debido al problema intestinal que lo aqueja y por el cual debe ser operado.

La familia pedía que la operación se efectúe en Tierra del Fuego, pero fue derivado a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para ser atendido en el Hospital Garrahan.

Más allá de algunas idas y venidas en cuanto a su viaje y estadía, el mayor inconveniente se dio cuando los doctores del reconocido nosocomio porteño le informaron a su madre que no tenía turno para la consulta médica ni para la operación.

Valeria La Spada, la madre del niño, remarcó la impotencia que le genera haber viajado en vano y señaló que su hijo podría haber sido operado en la provincia, ya que se trata de una intervención que se ha realizado anteriormente en Tierra del Fuego.

“El nene desde marzo del año pasado que está esperando su cirugía y, por una cosa o por otra, me vienen cambiando las fechas”, expresó La Spada, y agregó que la derivación fue “sin avisarme, sin consultarme, sin preguntarme si realmente yo quería que lo operaran en Buenos Aires”.

“Yo hice todo un movimiento para que fuera acá la cirugía y no entiendo cuál fue el motivo del cirujano para llevarme a Buenos Aires, no entiendo cuál es el problema del Hospital de Ushuaia para operar un chico, para hacer una Colostomía -relató la mamá de Calógero-. No tiene sentido para mí hacer tanto gasto y 3.500 kilómetros de distancia para hacer esa operación”.

“Yo he viajado muchas veces al Garrahan desde acá y jamás tuve ningún problema, no sé qué ha pasado en el medio, pero da mucha impotencia haber viajado, haber hecho tantos kilómetros para nada, y encima estamos esperando desde marzo. Este año hubo recaídas, hubo un montón de cosas y parece que no lo toman en cuenta los médicos”, destacó, indignada y con justa razón.

“Él tiene una Miopatía Visceral que afecta los intestinos, no puede ir de cuerpo, usa pañales y la vejiga también está deteriorada, le cuesta hacer pis, se maneja a base de enemas y sus recaídas son vomitar materia fecal, es lo que le pasa cuando se llena demasiado y no logra ir de cuerpo”, expuso La Spada, y añadió que “si bien por la enfermedad corre un riesgo en la operación, es una cirugía que se ha hecho acá en Tierra del Fuego, y que requiere de una terapia intensiva, nada más, y no puedo entender que no haya camas de terapia en el Hospital de Ushuaia”.

La derivación-La Odisea

Según precisó la madre, le avisaron que tenía que tomar un avión desde Río Grande 24 horas antes del viaje: “Se comunicaron de Prestaciones Médicas para decirme que al otro día tenía que estar en Río Grande para tomar el avión, pregunté a dónde me tenía que operar y me dijeron que no sabían, que tenía que ir hasta la Casa de Tierra del Fuego y que ahí me iban a dar la información; llegamos a Ezeiza, tuve que pagar la movilidad para llegar a Capital por qué es un viaje largo, no fui a la Casa de Tierra del Fuego, adiviné ese día que tenía que ser en el hotel donde me hospedé siempre, así que gracias a Dios estaba ahí anotada para hospedarme. Cuando fui a acercarme a la Casa de Tierra del Fuego, estaba cerrada y me dijeron que desde que comenzó la pandemia está cerrada y me dieron un número de teléfono nuevo para llamar, y una vez que se comunicaron conmigo pude conseguir el número de teléfono para comunicarme con la doctora”.

Lamentablemente, el infortunio no quedó ahí. Luego, la médica del Garrahan le informó que no tenían programada la cirugía y que deberá volver a concurrir el 25 de febrero. “Cuando fui al hospital, me manda a decir la doctora que ella no me había citado, que me esperaba al otro día para verlo con el doctor Di Benedetto, que era el cirujano que lo iba a operar”, comentó Valeria La Spada, y señaló que “cuando voy al turno al otro día, el cirujano me da una fecha programada, que es para el 25 de febrero, diciéndome que no había ninguna cirugía programada, que él no había dicho que lo iba a operar en ese momento, que necesitaba primero hacerle el prequirúrgico y hacer todo un procedimiento antes de la cirugía, y que era imposible hacerla en ese momento, así que me citó para el 25 de febrero”.

“No sé qué pasó en el medio -sostuvo la mamá de Calógero- en realidad la cirugía, primero y principal, se iba a hacer acá en Tierra del Fuego, yo había puesto un abogado contra el Garraham para poder conseguir las historias clínicas que el médico de acá necesitaba para operarlo; después pasó el tema de que no había camas por el tema del Covid, estuve hablando con el secretario de la ministra de Salud, él me dijo que se iba a solucionar, que ya había camas, que lo único que faltaba es que el cirujano pusiera la fecha, pero el cirujano se comunica conmigo y me dice que ya había conseguido para el jueves en Buenos Aires, en el hospital Garrahan”.

Fuente RadioFueguina.