Le implantaron un injerto de hueso de un cadáver y salvaron la pierna de un nene de 8 años

Le implantaron un injerto de hueso de un cadáver y salvaron la pierna de un nene de 8 años

noviembre 8, 2020 0 Por quetepasa1

Un grupo de médicos lograron salvarle la pierna a un nene de ocho años tras implantarle un injerto de hueso proveniente de un cadáver.

El hecho ocurrió en Paraguay luego de que un grupo de médicos especializados en el área de traumatología lograran salvarle la pierna a un nene de ocho años tras implantarle un injerto de hueso proveniente de un cadáver en el fémur izquierdo.

El joven había sufrido una fractura en su casa y tras hacerle las radiografías correspondientes se le detectó la presencia de un tumor óseo. Tras el diagnóstico, el jefe del servicio de Ortopedia y Traumatología del Instituto Nacional del Niño Breña, Óscar Solís, decidió hacer una intervención para eliminar el tumor.

La operación duró alrededor de cuatro horas y una vez extirpado el tumor, logró reducir la fractura. Por último, se procedió a hacer algo muy pocas veces visto: implantarle un injerto de hueso proveniente de un cadáver.

Le implantaron un injerto de hueso de un cadáver y salvaron la pierna de un nene de 8 años
Le implantaron un injerto de hueso de un cadáver y salvaron la pierna de un nene de 8 años

Para poder llevar adelante el procedimiento, una junta médica determinó cómo sería el procedimiento y participó del mismo un grupo de gran variedad de profesionales que trabajan en el Instituto. Conforme a lo que explicó Solís en diálogo con medios locales, estos tumores suelen aparecer sin causa pero una vez detectado es posible llevar adelante este tipo de tratamiento.

Ahora, el nene de ocho años emprenderá una larga recuperación y un proceso de rehabilitación para poder recuperar la movilidad de su pierna previo a su lesión. Entre tanto, la noticia empezó a circular a través de los medios de varios países y llegando a lugares en el mundo donde este tipo de prácticas todavía no habían sido implementadas.

Fuente Mitre.