Por toque de queda en Chile, piden no viajar por tierra al norte

Por toque de queda en Chile, piden no viajar por tierra al norte

diciembre 9, 2020 0 Por quetepasa1
El Secretario de Protección Civil advirtió sobre las dificultades para viajar por tierra al continente por las restricciones en Chile por la atención al publico en horario acotado por el toque de queda en el vecino pais. Advirtiendo que “Es posible que a los que lleguen a San Sebastián los hagan volver”.

Daniel Facio, expuso por Radio Provincia las dificultades que deberán atravesar los fueguinos que decidan trasladarse por tierra, en función de la limitación horaria impuesta por Chile en los pasos fronterizos. 
Ademas indico que prevé reunirse con los delegados de las fábricas para evitar aglomeración de gente. Solamente se podrá cruzar de 8 a 15 horas y, de no llegar a tiempo, es posible que deban regresar. 
Recomendó anticiparse con los trámites, tanto para el permiso argentino como el chileno, que tiene una validez de 48 horas, y tener en cuenta el riesgo que corren si viajan con embarazadas o personas mayores, porque no pueden permanecer en el automóvil hasta el día siguiente. 
También puso en alerta a los vacacionistas sobre los inconvenientes para pernoctar en territorio argentino, dado que la región patagónica está “muy golpeada por el virus”. Se han habilitado algunos hoteles a la vera de la ruta, y siguen las conversaciones con la vecina provincia de Santa Cruz para que puedan recibir a los fueguinos en tránsito. 
En lo personal, opinó que no viajaría, al menos hasta que cambien las condiciones, pero habrá asistencia de equipos de Salud y Protección Civil en la frontera para los que decidan salir de la isla. 
“Nos han notificado de las circunstancias en las que se encuentran en Chile y sus horarios, y debemos someternos a ellos porque rige en todo su territorio un toque de queda. Han definido una condición de catástrofe y el horario de tránsito quedó bastante reducido, de 8 a 15 horas. Las fronteras están abiertas de 8 a 20 horas, pero se calcula el tiempo de tránsito de una a otra, a velocidad normal. Si el cruce no se hace antes de las 15 horas, no llegan al horario de cierre y, ante el toque de queda, nadie puede permanecer ni circular entre fronteras”, señaló. 
“Las horas para el cruce son reducidas y esto va acompañado por la documentación que hay que presentar. En nuestro caso hay una aplicación, los links están en la página oficial del gobierno de la provincia, y lo pueden tramitar con anticipación para ganar tiempo. Recomendamos que ingresen a la página del gobierno para avanzar y llevar los formularios completos. Luego está el formulario de Chile, por cada una de las personas que viajan, y es importante llevarlo impreso. Este trámite se puede hacer hasta 48 horas antes, para hacer más ágil la situación. No está permitida la circulación por territorio chileno si no tienen residencia y tenemos que atravesar el paso internacional. Esto es excluyente, porque en ninguna otra parte del país existe esta situación. Hay que ir desde San Sebastián hasta Río Gallegos”, dijo, sin posibilidad de desvío a Punta Arenas. “El paso de Radman va a permanecer cerrado”, apuntó. 
Contrarreloj: Consultado acerca de si va a alcanzar este tiempo para la salida de los fueguinos en época de fiestas y vacaciones, respondió que “es lo que tenemos y más no hay. Nos tenemos que atener a las normativas que tiene Chile en este momento. Vía Cancillería se está tramitando mayor amplitud horaria pero por ahora lo que tenemos es esto. No siempre se condice con nuestra necesidad y hoy es todavía peor. Bajo estas circunstancias es más que importante tener nuestro propio cruce. Además de la franja horaria reducida, no pueden ingresar más de cinco personas a cada uno de sus edificios, por protocolo, y se corre serio riesgo de tener que hacer una fila fuera del edificio. Se han elevado pedidos para tratar de modificar esto para que se vuelva más ameno el viaje, pero es posible que las personas lleguen a San Sebastián y los hagan volver porque no llegaron a cruzar en la franja horaria que ellos han determinado. No tenemos ninguna otra opción y debemos someternos a ella”, advirtió. 
Pernoctar en Argentina: Otro problema será lograr alojarse en la Patagonia para poder descansar. “Estamos en conversaciones con Santa Cruz, ellos han subido a sus páginas oficiales el permiso de tránsito que hay que completar para poder pernoctar en la provincia. Tenemos Río Gallegos, Piedrabuena y San Julián, y en su página está el listado de los hoteles. Son los que están a la vera de la ruta y hay otros hoteles que pueden recepcionar fueguinos dentro del ámbito de la ciudad, pero con ciertas condiciones. Toda la región patagónica está muy golpeada por el virus, la cantidad de contagios no ha cesado y todos están aportando lo que más puedan para poder transitar”, afirmó. 
Evitar salidas masivas: Un objetivo del área es evitar que se aglomere mucha gente un mismo día. “Vamos a tener una reunión este miércoles con todos los delegados de las fábricas para tratar de llegar a un acuerdo respecto de las fechas y no generar un conglomerado muy importante. Dado que tenemos estos horarios impuestos, tenemos que optimizar el tiempo para no generar colas muy importantes en lugares donde las comodidades dependen del auto. Habrá que dotarse de mucha paciencia y no trasladar esta intranquilidad al manejo, corriendo contrarreloj. Lo importante es llegar a destino”, priorizó. Se le preguntó si, en el caso del regreso, de no llegar a cruzar a tiempo deberían volver a Río Gallegos, y hasta ahora no hay acuerdo con Chile. 
“Si llegaron a San Sebastián chileno, no habría que tener que desplazarse. Estamos terminando de cerrar esos acuerdos para que las familias no tengan que volverse. Ellos nos han transmitido que se tienen que volver, pero nosotros pretendemos que no, porque cruzar la barcaza, llegar hasta San Sebastián chileno y tener que volver, no es nada agradable. Hemos planteado que estamos sometidos a las inclemencias del clima, de los vientos, y puede pasar que se suspenda el cruce por algunas horas”, observó, con demoras en la barcaza que muchas veces dependen de las mareas. 
“Hemos pedido que se mantengan las barreras abiertas para que pueda salir toda la gente que haya quedado entre fronteras”, dijo, sin confirmación de si este pedido será atendido. También recomendó a los viajeros tener en cuenta si se trasladan embarazadas y adultos mayores. 
“En los pasos fronterizos de Chile se remiten a los horarios así que de nuestro lado deberemos organizar este tipo de circunstancias, viendo que se acerca el horario de cierre. La recomendación es que no crucen, porque pueden llegar a quedar entre fronteras. Tratamos de que se aplique el sentido común porque hay personas que no están en condiciones de esperar dentro de un auto hasta el otro día”, sostuvo. 
A fin de atender a familias que puedan quedar varadas, “va a haber personal de Salud, de Protección Civil, para que sea lo más ameno posible cruzar ante estos horarios reducidos que tenemos. Lo más probable es que tengamos el mismo micro que hemos utilizado para los hisopados. Lo vamos a destinar para dar otro tipo de servicio y hacer lo más ameno posible el tránsito, que va a ser muy complejo en el contexto en que vivimos”, manifestó. 
Respecto de los permisos de tránsito, “tienen 48 horas de validez, pero hemos acordado que si se vencen en el tránsito por nuestro país, estén activos a la hora de cruzar por el paso internacional. Se va a tomar como válido y ya nos ha pasado, porque en todo el contexto pandémico hemos establecido corredores sanitarios por cuestiones humanitarias y urgencias. Hay muchas personas que han salido por tratamientos que se pueden hacer en otras provincias y estos corredores se mantenían. Los vencimientos se han extendido hasta 96 horas y ahora también lo podemos hacer”, dijo. 
Mejor, no viajar: A título personal, Facio opinó que en estas circunstancias no viajaría: “Nuestra condición de pandemia no ha cambiado, no es que nos volvimos inmunes porque se acercan las vacaciones. Los protocolos imperan en el país por igual. Hoy nos vemos sometidos por la cantidad de horas que nos permiten pasar y no vamos a tener 24 horas de frontera ni de balsa. Se ha reducido a la tercera parte de lo que estábamos acostumbrados y esto presupone una situación diferente. También está el problema de pernoctar, porque la región sigue muy golpeada. Todavía no contamos con las vacunas y hasta que eso no suceda, los protocolos se van a seguir imponiendo, se van a restringir mucho los horarios y la normal circulación, para no generar conglomerados. El hecho de no poder ingresar al edificio muchas personas y permanecer afuera también genera condiciones difíciles. En mi caso, yo no saldría, pero tengo toda mi familia acá, así que nos preparamos para aquellas personas que no tienen mi misma condición”, concluyó.