Su hija tiene cáncer, la llevaba en brazos y vivió un dramático momento cuando no lo dejaron cruzar la frontera

Su hija tiene cáncer, la llevaba en brazos y vivió un dramático momento cuando no lo dejaron cruzar la frontera

noviembre 19, 2020 0 Por quetepasa1

Ocurrió en el límite entre Tucumán y Santiago del Estero. La policía retuvo a la niña con cáncer y a su familia más de dos horas en Termas.

Un padre cruzó la frontera de Tucumán hacia Santiago del Estero caminando, con su hija enferma con cáncer en brazos. La policía los había retenido más de dos horas en Termas, impidiéndoles regresar a su hogar tras su visita habitual al Hospital de Niños, en la capital tucumana.

Resulta que Milagros Abigail Jiménez, de 12 años, lucha desde hace años contra la enfermedad. Por tanto, trata la enfermedad en el hospital tucumano. “Llegamos a Tucumán a las 8, nos atendieron en el hospital y luego pasamos por la Terminal donde nos tomaron los datos”, explicó Carmen, madre de la pequeña, a La Gaceta.

“Luego pagamos el peaje y cuando quisimos entrar a Las Termas, el oficial nos pedía un pase de emergencia. Mi hija lloraba y estaba con un shock de nervios“, añadió la mujer. El llanto desesperado de la niña, que se tocaba la pierna lastimada, quedó registrado en un video que filmó su madre para registrar lo que el momento que vivieron.

En esa línea, la madre contó: “Solo le pedía (al policía) que nos deje ingresar porque ya hacía bastante calor, y encima estaba lleno de moscas e insectos. Teníamos miedo de que se le infecte la herida en su pierna. Pero él no entendía, nos decía que esperaba la orden de Santiago del Estero“.

“Paso siempre, no me podés hacer esto”, le rogaba Diego Armando Jiménez, padre de la nena al efectivo Williams Sosa, del puesto de control. A su vez, la madre de la niña le gritaba: “No tenés corazón, hermano”.

Por tanto, el papá tomo en sus brazos a su hija y comenzó a caminar para cruzar la frontera. Así, recorrió 5 kilómetros “hasta que apareció un auto con un funcionario municipal”, según contó la mujer. Luego, los llevaron hasta su casa para que hagan “la cuarentena obligatoria” por 15 días.

“Fue un dolor muy grande ver a Milagros cómo lloraba y que la Policía no tenga nada de piedad”, expresó la madre entre lágrimas al medio tucumano. Por eso, la familia de la pequeña realizó la denuncia en la comisaría 40 una vez en Las Termas.

Al respecto, contó que no recibieron su reclamo. “Nos trataron mal, como si fueramos delincuentes”. Además, relató que su hija “ahora está en crisis, con sus dolores. Cada vez que se despierta, lo único que dice es: ‘esepolícia malo, mamá que no me deja pasar para ir a mi casa”. Por tanto, aseguró: “Esa sensación no se la deseo a nadie”.

Fuente Mitre.