Un nene se comió más de 100 bolitas magnéticas mientras miraba televisión

Un nene se comió más de 100 bolitas magnéticas mientras miraba televisión

noviembre 5, 2020 0 Por quetepasa1

Un pequeño de cinco años ingirió unos objetos magnéticos y tuvieron que extraerlos con una red en una operación muy difícil.

Los médicos del Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Guizhou en el suroeste de China extrajeron 123 bolitas imantadas del estómago de un nene de cinco años. La familia lo llevó asustada porque vieron que había ingerido una, pero lo que no sabían era que el niño llevaba varios días haciéndolo mientras miraba televisión con su hermana de 12 años.

Los padres de un niño de cinco años llevaron a su hijo al hospital para que le extraigan una bolita imantada que el pequeño había ingerido. Aparentemente, la niña de 12 años vio que su hermano tenía dificultades para tragar y, tras darle agua y permitir que el pequeño pase lo que había ingerido, llamó a su papá.

Los médicos trabajaron durante cuatro horas para extraer las bolitas (Imagen Guiyang Evening News)
Los médicos trabajaron durante cuatro horas para extraer las bolitas (Imagen Guiyang Evening News)

Según indicó el Guiyang Evening News, la familia recurrió en un primer momento a un médico de su pueblo, quien le dijo que seguramente el cuerpo excretaría la bolita. Sin embargo, luego de una semana de observación, el nene seguía con el objeto en su interior, por lo que acudieron a un hospital más grande.  Cuando los médicos realizaron los estudios, descubrieron con asombro que el pequeño tenía el estómago repleto de estas decoraciones magnéticas.

Una imagen publicada por la estación de televisión local muestra a los cirujanos trabajando con una red que introdujeron en el intestino del niño para poder recoger las bolitas.

Los médicos trabajaron durante cuatro horas para extraer las bolitas magnéticas (Imagen Guiyang Evening News)
Los médicos trabajaron durante cuatro horas para extraer las bolitas magnéticas (Imagen Guiyang Evening News)

El Dr. Chen Wanwei, quien se encargó de la intervención, contó que durante las cuatro horas de trabajo se rompieron dos piezas de herramientas quirúrgicas, ya que fue un “procedimiento difícil“. ‘Es raro ver que se trague tantas perlas magnéticas dijo el Dr. Chen antes de confirmar que el pequeño se estaba recuperando rápidamente.

Fuente Mitre.